• Los chakras o puntos energéticos

    Posted on febrero 2, 2017 by in Sin categoría

    La palabra chakra significa literalmente “rueda” o “círculo“, aunque en el contexto del Yoga una mejor traducción es “vortex” o “torbellino”. Cada chakra es un interruptor que enciende o abre áreas específicas del cerebro y ofrece libre circulación de la prana (energía sutil del ser humano). 

    Empezamos con una nueva propuesta de trabajo para las clases de la próximas semanas. Trabajamos los chakras, uno a uno, semana a semana. ¿Te apuntas? 😉

    Los chakras despiertan las áreas inactivas del cerebro y las facultades correspondientes en los órganos psíquicos y mentales, lo que permite experimentar planos superiores de conciencia que normalmente son inaccesibles.
    CHAKRA1

    Hay 7 chakras principales y se encuentran a lo largo de sushumna[1], que fluye a través del centro de la médula espinal. Los chakras están conectados a una red de canales psíquicos llamados nadis, que se corresponden con los nervios, pero que son más sutiles en su naturaleza. Los chakras se representan simbólicamente como flores de loto, teniendo cada uno una especial número de pétalos (simbolizan los nadis adheridos a ellos y los órganos implicados en el trabajo psíquico-físico que realizan), un color característico (cambia según el nivel de conciencia y evolución del Ser) y un sonido armonizante (beeja mantra o sonidos del alfabeto sánscrito). El loto simboliza las tres etapas el aspirante debe pasar a través de la vida espiritual: la ignorancia, la aspiración y la iluminación. Eso representa el crecimiento espiritual desde el estado más bajo de la conciencia, al más alto.

    Los chakras contiene un yantra, un símbolo geométrico asociado al elemento del beeja mantra. Dentro del yantra también hay una deidad que preside, representando aspectos concretos del aspecto elevado de la existencia, junto con un vahana, o “vehículo”, que tiene una forma de animal. Este último representa otros aspectos psíquicos del chakra en cuestión.

    Los 7 tipos de energía están siempre presentes, cada uno ocupando su sitio y función. Lo que cambia es el chakra que predomina. Si un chakra no ha logrado desarrollarse correctamente a la edad que le correspondía, las etapas siguientes de la vida tendrán carencias o desequilibrios a nivel de ese chakra. De aquí la importancia de que los chakras estén perfectamente equilibrados. No obstante, nuestra realidad es que algunos de ellos están bloqueados, abiertos excesivamente, parcialmente cerrados o girando lentamente a causa de desequilibrios físicos, psíquicos, emocionales, alimenticios, etc.

    Un chakra desequilibrado o un nadi bloqueado se vuelve insensible. Luego, a medida que la sangre y la energía fluye de nuevo libremente por él, volvemos a sentir las sensaciones que en su momento han provocado el bloqueo. Puede ser miedo, ira o cualquier sentimiento negativo que desaparecerá a medida que vaya aflorando a la superficie, para luego sentirnos definitivamente liberados.

    El sentido de giro cambia de un chakra a otro. Así, el chakra basal del hombre gira hacia la derecha y expresa más activamente las cualidades de este centro: en sentido de conquista y dominio en el ámbito material y sexual. Por el contrario, el primer chakra de la mujer tiene sentido de giro hacia la izquierda, lo que la hace más sensible para la fuerza vivificadora y engendradora de la tierra. En el segundo chakra se invierten los sentidos de giro: hacia la derecha en la mujer (indica una mayor energía activa en la expresión de los sentimientos); hacia la izquierda el hombre (se interpreta como lo receptivo, a menudo incluso como actitud pasiva). Y así sucesivamente…

    Si necesitas más información, puedes ver este vídeo: https://vimeo.com/66567697


    [1] Sushumna se origina en el perineo y termina en la parte superior de la cabeza.

    Si esta información te ha parecido interesante, dale en “Me gusta” en el Facebook de Yoga Granada Psiconatural.

    En ningún momento nuestros tratamientos sustituyen, ni pretenden sustituir a los tratamientos médicos.

      Síguenos en  Facebook Psiconatural   Twitter Psiconatural

    FuenteElisenda Cucurull

Comments are closed.